Dermatología Capilar

Para un estudio integral antes de cualquier tratamiento

 

Dermatología capilar:

Alophex cuenta con el único consultorio clínico de Dermatología Capilar, siendo su especialista la Dermatólaga Dra. Érica Paola Bonaldi.

De esta manera, cuando es necesario, el paciente es estudiado integralmente antes de comenzar cualquier tratamiento.

LA CONSULTA DERMATOLOGICA CAPILAR CONSTA DE:

  • Consulta médico diagnóstico-informativa.

  • Examen dermatológico con micro VIDEO cámara.

  • Tricograma dermatológico con microscopio óptico.

  • Fototricograma computarizado

EN CASOS DE NECESIDAD: EXAMEN DE ADN

Exámenes de laboratorio específicos con:

  • Mineralograma de cabello (DETERMINA LA PRESENCIA DE METALES COMO PLOMO, SELENIO, ZINC).

  • Med. ORTOMOLECULAR: QUELACIÓN.

  • Para resolver la caída por uno de estos metales, se coloca un suero con una sustancia que lo hace desaparecer.

TRICOGRAMA CAPILAR: LAS RAICES DEL CABELLO BAJO EL MICROSCOPIO

El tricograma proporciona una herramienta útil de diagnóstico cuando se cumplimenta con una anamnesis completa, con todos los datos de la sintomatología y un examen clínico a fondo. 

El estudio determina el porcentaje de pelos en los diferentes ciclos de crecimiento capilar, lo cual puede orientarnos, en caso de patología o disminución de densidad capilar, su diagnóstico u origen y mejor tratamiento a seguir según el caso y el paciente.

Técnica
Los pelos deben ser arrancados en la dirección del pelo empleando unas pinzas. Los dientes de la pinza deben estar recubiertos por una goma de silicona, de modo que se proteja la estructura del pelo al arrancarlo.
Los pelos caídos y aquellos arrastrados con el cepillado no son adecuados para el tricograma.

Manejo de la muestra

Los pelos arrancados, o una parte de ellos, se ponen sobre un portaobjetos con una gota de parafina y sobre ellos un cubre. De este modo se mejora la observación directa en microscopio y se evitan problemas de contraste por sombras. Así también, el preparado se mantiene en perfectas condiciones durante mucho tiempo.

Para el diagnóstico de estructuras fúngicas se puede hacer un segundo preparado, en el que la gota de parafina se sustituya por azul lactofenol. También se pueden emplear otras tinciones colorantes, como por ej. el set de tinción de Alfavet, la segunda tinción de DiffQuick-System o el azul de metileno de la tinción May-Grunwald.

Los pelos deben ser observados en la lupa o en el microscopio a 10 aumentos desde la raíz hasta la punta y así poder analizar las posibles alteraciones.

Para mejores resultados, se deberán remover más de 50 cabellos con sus raíces, examinados y contados bajo el microscopio. Al hacer esto, es posible llegar a conclusiones en el tipo de pérdida de cabello y que tan avanzado está.

Para determinar el número de raíces, el estado de las fibras de cabello y qué porcentaje de cabellos están en cuál de las tres fases del ciclo de crecimiento, se toman muestras del cabello de dos lugares diferentes del cuero cabelludo.

Los pacientes sensibles a menudo encuentran doloroso el tricograma. Un método menos doloroso que provee aún mejores resultados es el denominado fototricograma o TrichoScan.

TrichoScan & Cabello microDERM: diagnosis acertada, no invasiva. Resultados objetivos de un TrichoScan.

Un TrichoScan, también conocido como un foto-tricograma, combina un microscopio con software, usándolo para determinar el estado del cabello del paciente. Mientras que un tricograma necesita cabellos para ser examinados físicamente y extraídos, un TrichoScan solo requiere que el área a ser examinada (aprox. 16 - 20 mm) sea rasurada. Esta parte rasurada del cuero cabelludo se coloreará, se fotografiará y se analizará.

La foto digital crea una video imagen que luego es revisada por el software y determina la densidad del cabello. Cuando se realiza un TrichoScan para determinar el estado de las raíces de un paciente, el parche rasurado del cuero cabelludo se colorea de nuevo y se fotografía tres días después. Si los cabellos se encuentran en fase de descanso o de caída, no crecerán durante este periodo y proveerán así al doctor indicaciones importantes del tipo de caída de cabello.

Ventajas claras de un TrichoScan:

Un TrichoScan es indoloro y el resultado puede ser logrado permitiendo poder monitorear los cambios. El Doctor y el paciente pueden ver el estado del cabello en el monitor del ordenador, viendo los resultados de la terapia.

Cabello microDERM - monitoreando digitalmente el crecimiento y la pérdida del cabello

El método de diagnóstico de cabello miroDERM, como un TrichoScan, ofrece la posibilidad de rastrear digitalmente cambios en el cabello del paciente. El número de cabellos, la longitud y la densidad son calculados automáticamente y mostrados gráficamente proveyendo óptimo soporte para un análisis calificado de la pérdida de cabello. Los resultados de la terapia y los cambios realizados durante el curso del tratamiento pueden ser mostrados, almacenados (o impresos) y revisados objetivamente.

El uso de cabello microDERM es rápido e indoloro. Conlleva el rasurar un parche del cuero cabelludo de 10 x 10 mm y después tomar fotografías. Éstas son después mostradas en el monitor y almacenadas en una base de datos. Unos 2-4 días después de que las primeras fotos se tomaron, se toma un segundo set de fotos digitales de la misma zona rasurada.

El cabello microDERM procesa automáticamente las fotos, analizando todos los factores relevantes en una forma gráfica. Este análisis y los hallazgos encontrados son usados como una base para discutir/recomendar los posibles métodos de tratamiento y rastrear los resultados del tratamiento.

ALOPECIA DIFUSA
Un criterio clínico divide  este tipo de alopecia en dos grandes grupos:

EFFLUVIUM FELÓGENO y el  DEFLUVIUM ANÁGENO.

a) Effluvium telógeno.

Desde 1961 se ha demostrado como ciertas circunstancias son capaces de producir una detención en el crecimiento de los folículos normales. El folículo sufre una etapa de involución de dos semanas (catágeno) y luego entra a la etapa de reposo (telógeno).

La evidencia clínica de este effluvium telógeno es la pérdida excesiva de cabellos normales en la etapa de involución. El bulbo es normal y carece de pigmento, la pérdida es difusa y raramente severa y se pierden cabellos terminales normales de diámetro uniforme.

b) Defluvium anágeno.

En el defluvium anágeno existe, por el contrario, una pérdida de cabellos que se encuentran en la etapa de crecimiento (anágena), ya sea por fractura o por daño a nivel folicular. Suele ser más severo que el effluvium telógeno. "Los bulbos pilosos están deformados y conservan el pigmento, la alopecia puede tener patrones de distribución, en áreas o difusa y la calvicie es común en estos casos".

ALOPECIA ANDROGÉNICA

La calvicie o alopecia de patrón masculino es una pérdida gradual de cabello terminal, de grado variable, predominante en alto grado en el hombre, pero también puede afectar a la mujer. Es la forma más común de disminución de cabello en ambos sexos, usualmente progresiva, tiene definida tendencia familiar y sigue una distribución característica.

En este tipo de alopecia hay degeneración elastótica de colágeno perifolicular alrededor del tercio inferior del bulbo. Los folículos disminuyen de tamaño y se encuentran en telógeno.

Las glándulas sebáceas aumentan de tamaño y hay un material PAS positivo en la membrana basal, así como engrosamiento de las fibrillas de colágeno.

La alopecia androgénica se desarrolla por el acortamiento progresivo de la fase anágena y hay una progresiva transformación de los pelos terminales en pelos vellosos.

Tipo masculino: patrón de afectación masculino que se suele asociar con una endocrinopatía con producción excesiva de andrógenos y los síntomas correspondientes de la misma.

Tipo femenino: patrón de afectación difuso en la región de la coronilla.

HIPERTRICOSIS

El exceso de pelo se debe al desarrollo de folículos pilosos supernumerarios o la persistencia de pelos que suelen desaparecer durante el periodo perinatal.

Puede ser localizada (en hombros y espalda) y  difusa.

DISTROFIAS DEL TALLO DEL PELO 
Algunas de estas lesiones son hereditarias congénitas (con alteraciones en el metabolismo de la albúmina), mientras que otras son adquiridas en relación con los daños exógenos.

a)   Pili anulati (pelos en anillo): fragmentos claros y oscuros cambiantes.

b)   Pili torti (tortuoso): pelos aplanados, retorcidos a modo de sacacorchos, que se rompen con facilidad.

c)   Moniletrix (pelos fusiformes): pelos con alternancias de zonas estrechas más claras y zonas más engrosadas y oscuras en disposición fusiforme. Se suele romper con facilidad.

d)   Tricorrexis (pelo nodular y de bambú): pelo con expansiones nodulares (T. nodosa) o invaginaciones (T. invaginata). Los pelos se suelen romper.

ALTERACIONES DE LOS FOLÍCULOS

a)    Queratosis pilar: alteraciones hereditarias de la queratinización con pápulas foliculares y tapones córneos, sobre todo en los brazos, los músculos y la región glútea.

b)    Tricoepitelioma (epitelioma adenoide quístico): malformación folicular que suele ser familiar y cursa con nódulos brillantes múltiples del color de la piel. Se suelen localizar en la cara, siendo más raros en el cuero cabelludo o el tronco.

c)    Cilindroma (tumores de Spiegler): malformaciones foliculares habitualmente familiares con múltiple nódulos del color de la piel brillantes.

Mineralograma del cabello

Estos estudios crearon el Eco-análisis, que es un análisis del cabello, vello pubiano o uñas que evidencia carencia o excesos en los tejidos de minerales y de metales tóxicos.

El mismo se realiza con equipos computarizados llamados espectrómetros de plasma que indican, a través de la computadora, el estado de los minerales y metales en el organismo. Además determinará el metabolismo del paciente, cantidad exacta de cada elemento en mg%, con grado de normalidad/anormalidad del mismo, relaciones entre los elementos para conocer las diferentes tendencias del paciente a generar determinadas patologías.

Con toda esta información, el médico podrá determinar qué suplementos deben administrarse al paciente, analizar la dieta que le corresponde y determinar qué dosis es la que realmente se requiere de minerales, por ejemplo calcio, magnesio, magnaneso, cobre, etc., o de vitaminas tales como vitamina C , E, los complejos B, oligo elementos u otros.

Las investigaciones han demostrado que el pelo, más que la sangre o la orina, refleja claramente los minerales que el cuerpo está acumulando, particularmente en casos de exposición a metales tóxicos.

El pelo es el segundo tejido metabólicamente más activo en el cuerpo (segundo después de la médula espinal) y los elementos indicados en particular pueden estar acumulados en él en concentraciones que son 10 a 50 veces más altos que los porcentajes presentes en la sangre u orina. Ciertos niveles de minerales en la sangre, por ejemplo Calcio o Hierro pueden muchas veces no reflejar el verdadero estado del nutriente, porque la sangre está siempre expuesta a cambios significativos en estas concentraciones. También, en donde un análisis químico de sangre u orina identifica el nivel específico, de los elementos de ese momento, el del cabello mide la disposición de los elementos en un promedio que sobrepasa un período de 3 meses, por lo cual podemos así determinar una apropiada tendencia metabólica.

El mineralograma del cabello es una técnica no invasiva y una muestra biológicamente estable, por lo cual también se utiliza esta técnica en medicina forense ya que detecta presencia de drogas, venenos, radioactividad, alcohol y otras sustancias a pesar de que el fallecimiento no sea reciente.

El estudio consta de un gráfico que mostrará la disposición actual de los principales minerales o metales tóxicos con el tipo de metabolismo que tiene y las tendencias a hacer nuevos síntomas de persistir ese estado químico.

El Dr. Linus Pauling, premio Nobel de Química en 1954 y de la Paz en 1963, creador de la medicina ortomolecular fue quien decía "conservar una salud óptima y tratar las enfermedades variando las concentraciones de las sustancias normalmente presentes en el organismo es fundamental para mejorar la calidad de vida".

¿El cabello habla sobre nosotros? ¿Cómo y por qué se vincula nuestra alimentación con el pelo?

Un análisis mineral del pelo puede ser una medida preventiva como herramienta de monitoreo.
El pelo es de mucha utilidad hoy para la ciencia, permite conocer la composición de la dieta y puede ser útil en el diagnóstico y el seguimiento en el tratamiento de enfermedades.

Todo lo que comemos, respiramos o nos colocamos en la piel puede llegar al cabello llevado por la sangre. Los minerales y metales recorren todo el organismo llegando al cabello.

El análisis del pelo abre una nueva visión para resolver los problemas específicos al reconocer la individualidad bioquímica de los seres humanos. 
 
¿En qué radica el análisis? 
Consiste en medir cantidades de zinc, cobre, cloro, sodio, potasio, selenio, vanadio, litio, hierro, cadmio, aluminio, plomo, arsénico, magnesio, manganesio, cromo, níquel, estronsio, fósforo, iodo y azufre.

Las medidas se entregan en cantidades exactas de cada una de esas sustancias y el médico, al ver este resultado puede interpretar, por excesos o por carencias de estas sustancias, qué patología puede tener la persona en el futuro. 

Nuestro pelo, lo lavamos, cortamos, teñimos, lo sometemos a cualquier cambio físico o cosmético posible. Todo ello hay que tenerlo en cuenta a la hora de interpretar los resultados.

¿Qué nos permite ver?
Qué pasó con lo que una persona comió, respiró, bebió y hasta qué cremas usó entre seis meses y un año antes.

Se insiste en descubrir metales y minerales porque son los que quedan fijos en pelo y en otros órganos, como el cerebro, los huesos y músculos.
Otras moléculas, como por ejemplo los azúcares, las proteínas y las grasas no quedan fijas porque son utilizadas y removidas con mayor rapidez de nuestro organismo.

Por esta razón este examen no evalúa modificaciones rápidas que ocurran en el cuerpo, para eso los médicos estudiamos la sangre, la orina, la saliva, pero no estructuras que crecen lentamente como el pelo.

El análisis del cabello permite conocer la composición de la dieta.

¿Qué comer para mejorar la calidad del cabello?
Para mejorar la calidad del cabello es necesario eliminar las sustancias tóxicas y compensar las carencias de nutrientes que detectamos en el análisis del mineralograma de cabello. Los médicos debemos hacer una campaña de educación y preventiva, donde se sepa que nos podemos intoxicar con sustancias que están en el aire, en el agua y en los alimentos.

Los metales tóxicos como el mercurio, el arsénico, el plomo, el cadmio, dentro de los más frecuentes ingresan, al organismo  por el aire que inhalamos, los plaguicidas que se ponen en frutas y verduras y por el agua que bebemos.

El análisis del cabello permite conocer la composición de la dieta. Lo que uno come se fija en el cabello y éste puede examinarse y deducir muchas cosas. El pelo está hecho de una proteína llamada alfa queratina y los cambios con el alimento se reflejan en el pelo mejor que en cualquier otro tejido. Incluso, se pueden conocer las variaciones estacionales de la dieta.

Los resultados del mineralograma pueden dar una correlación con deficiencias de nutrientes en la dieta en forma crónica, por esta razón, es de gran ayuda para aportar los nutrientes esenciales que no se encuentran en la dieta. 

El ADN del pelo puede dar información genética e incluso la información de la célula completa de que murió la persona. El cabello es un elemento que está vivo en su raíz, nos da la sangre que estuvo irrigando los últimos meses, los últimos años, y con esto los elementos de minerales y de metales que nos dan el valor de intoxicación que también tiene la persona.

Enfermedades que previene el estudio.

La calvicie: además de los estados hormonales, se relaciona con la falta de zinc, selenio en la dieta, y con el exceso de cadmio por la contaminación ambiental. 

Las alteraciones de la memoria: se relacionan con tener selenio, cromo, y litio bajos por falta de éstos en la comida y también con tener aluminio, hierro y cadmio altos que llegaron a nuestro cerebro a través del cigarrillo, de la carne y de los aerosoles. También se relaciona con tener dosis altas de plomo, que inhalamos en las ciudades con alto nivel de vehículos y con mercurio elevado. Estas intoxicaciones nos van llevando con los años a la aparición de demencia senil.

La artrosis: sabemos que el que tiene falta de selenio y exceso de cadmio por ser tabaquista acelerará la llegada de esta enfermedad.

La ansiedad: se relaciona con falta de magnesio en la dieta y con intoxicación con plomo de aluminio que entran a través del aire.

El síndrome de pánico: se relaciona con falta de litio en la dieta y con elevada intoxicación por plomo, aluminio y manganeso.

El insomnio: se relaciona con plomo elevado y magnesio y calcio bajos.

El cáncer: se relaciona con déficit de zinc, selenio y manganeso.

EL MINERALOGRAMA DEL CABELLO 

La nutrición, a diferencia de la dietética tradicional, presta especial atención a los “componentes minoritarios” de nuestra dieta, es decir, a las vitaminas, los minerales y las enzimas.

Estos nutrientes, a pesar de representar una cuota mínima en el peso, en nuestra composición corporal, son los que controlan las reacciones bioquímicas que transforman los alimentos en energía o en los componentes de las estructuras de los distintos órganos y aparatos.

Para analizar en el organismo estos “microcomponentes”, por desgracia, no son muy útiles los habituales análisis de sangre. Esto se debe a la dificultad de dosificar las cantidades, a veces bajísimas, de minerales en la sangre, tanto porque los electrolitos, como porque los metales tóxicos se expulsan rápidamente de la sangre para su eliminación o se depositan en los tejidos.

En cambio, El MINERALOGRAMA del CABELLO es un tipo de análisis valiosísimo para las finalidades que se plantea la nutrición; consiste en la dosificación de los minerales presentes en una muestra de 250 miligramos de cabello, fácilmente obtenible y utilizable, que refleja el contenido de minerales presentes en el interior del organismo.

El análisis del cabello es una herramienta muy útil para la detección de los desequilibrios de minerales y la toxicidad. 

A diferencia de la sangre y la orina, el pelo actúa como un almacén para los elementos esenciales y tóxicos, ya que la sangre que baña el folículo es el medio de transporte para dichos elementos. 

Estos elementos se incorporan en la proteína de pelo que crece en la queratinización. De esta manera, las concentraciones de elemento en el pelo reflejan claramente las concentraciones en los tejidos del cuerpo. 

El pelo es un tejido muy representativo para el control biológico de la mayoría de los metales tóxicos, y las pruebas de pelo debe ser consideradas como una "pantalla", ya que los niveles pueden reflejar también la contaminación externa. 

Por lo tanto, se trata de un análisis de los minerales presentes en los tejidos, es decir, contenidos en las células del organismo, con valores que no sufren la influencia de las fluctuaciones diarias, de factores de compensación de la sangre o de mecanismos de eliminación de metales tóxicos. El tejido del cabello se debe considerar como una grabadora de información acumulada en el tiempo, que encierra durante el crecimiento los distintos elementos que se van asimilando.

El nivel de cada mineral nos revela posibles carencias o excesos, además de la presencia de metales tóxicos que pueden provocar daños directos por intoxicación e indirectos por la sustitución o el bloqueo metabólico de minerales útiles.

El análisis de la relación entre los distintos minerales también puede proporcionar datos importantes sobre:

• El metabolismo - como proceso de producción y utilización de la energía, controlado por las glándulas tiroides y suprarrenales.

• La situación de la resistencia al estrés.

• El metabolismo del azúcar - con posible tendencia a padecer diabetes o hipoglucemia.

• La tendencia a padecer una veintena de patologías, que van de la osteoporosis a las anemias, a la disminución de las defensas inmunitarias, hasta trastornos del comportamiento.

Este es precisamente el punto fundamental: el  MINERALOGRAMA CAPILAR puede poner de manifiesto algunas tendencias, a menudo mucho antes de que se traduzcan en patologías, tendencias que se pueden modificar una vez que se conocen utilizando el método más natural:

la ALIMENTACION, mediante la señalación de alimentos más o menos útiles y la integración con vitaminas y con los minerales más adecuados.

El MINERALOGRAMA es un instrumento verdaderamente útil para llevar a la práctica un concepto: la PREVENCIÓN.

 

 

 

imagen

Resultados